I'm not myself today

mayo 25, 2005


“No creo que haya nada màs triste que amar a alguien que no existe aunque sigo buscando, pienso de vez en cuando, quizà el cariño màs perfecto es tolerarse los defectos. Hoy llego y te perdono por haberme hecho esperar, compañero de mi soledad…” Ni idea por què Azier escribiò esta canciòn, pero hoy se aplica…

Acaba de ver la tercera pelìcula de InuYasha hoy: La espada para conquistar al mundo. Para quienes no lo han visto, la trama gira alrededor de InuYasha, SesshouMaru, su padre InuTaishou, y las tres espadas: Tetsusaiga, Tenseiga y Souuga.

No desde siempre me ha gustado SesshouMaru. Pensaba que era un engreìdo youkai como todos los demàs de la serie. Ni me gustaba la serie en esos entonces, pero en un principio ni Linkin Park me gustò mucho. Pero fue la atenciòn que me llamò, y yo pensando: esto podìa ser algo especial.

Màs tarde, SesshouMaru me comenzò a gustar. Yo pensaba que estaba bueno, pero que seguìa siendo un engreìdo.

Despuès ya me gustaba demasiado. Querìa ser igual que èl, y soñaba con èl todo el tiempo. 

Odiaba a InuYasha, y comencè a entender su mentalidad completa. Escribirìa historias en la computadora acerca de lo perfecto que era y hacìa dibujos. Pero odiarìa mis dibujos, odiarìa mis cuentos, no eran perfectos. Nunca llegarìan a ser perfectos.

Un rato descansè. Veìa las series una y otra vez, me encantaba. En el que InuYasha casì matò a SesshouMaru, entrè en una depresiòn que me durò un dìa.

Hoy lo amo. Nadie puede cambiar eso.

Y no es nocivo, pues no alucino ni me separo de la realidad.

Solamente sueño con èl, y cuando pienso en èl no siento nada. Nada.

Y a veces eso es lo màs perfecto.

  • Compartir:

Te puede interesar: